Economía circular, más recursos y menos residuos

¿Sabrías decirnos cuántos móviles has tenido hasta ahora? Ese es solo un ejemplo de los muchos recursos electrónicos que acaban desechándose por una mala gestión de economía circular.

Según la Organización para la Cooperación y el desarrollo Económico, OCDE por desecho electrónico se entiende todo dispositivo alimentado con energía eléctrica cuya vida útil termina. Por tanto, entre éstos encontramos: equipos refrigeradores; de informática y telecomunicaciones; aparatos electrónicos de consumo y paneles fotovoltaicos; televisores, monitores y pantallas; lámparas LED y máquinas expendedoras. 

Reducir, reutilizar y reciclar: fomentar un consumo más responsable y sostenible. Depositar los dispositivos electrónicos que no utilizamos en empresas de reacondicionamiento electrónico. El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 12 de la ONU es “garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”.

¿Cómo se reciclan los aparatos electrónicos?

Por ley, todos los aparatos electrónicos deben reciclarse en plantas autorizadas. Una vez en la planta de reciclaje y se pesa el material. Después se clasifica por tipo y se  retiran los componentes potencialmente contaminantes. Es decir, fósforo, mercurio o gases refrigerantes que acabarán en un gestor autorizado de residuo peligroso. El resto de componentes (plástico, aluminio, cobre o vidrio) se procesan para fabricar nuevos productos.

Para que se haga un correcto reciclado, los dispositivos electrónicos que ya no utilizamos debemos llevarlos a un Punto Limpio o Punto Ecológico, en lugar de los contenedores habituales de basura. ¿Sabías que por cada aparato que compramos se paga hay una tasa ecológica incluida en el precio destinada a cubrir los costes de su posterior reciclado?

Concienciación y responsabilidad

Son muchas las iniciativas actuales para incentivar un consumo más responsable. Desde puntos limpios móviles hasta puntos móviles de reparación de dispositivos electrónicos. Tras ellas están algunas de las principales empresas de gestión de residuos del país como Recyclia, Ecofimática o Ecolum.

Todas las empresas generan desechos electrónicos, ¿pero cómo deben gestionarlos? Existen dos opciones. Pueden vender el material a un broker y que éste se encargue tanto de darle una segunda salida al mercado  como de su reciclaje. O bien, recurrir a una empresa recicladora, es decir, de reciclaje de material.

Cada vez hay más productos hechos con material reciclado: papel, latas, conservas, botellas, envases, juguetes, toallas… Incluso asfaltos con vidrio, plásticos para crear tejidos y bancos en los parques.

La buena gestión de recursos, cada vez más visible

Existen incluso distintivos que reconocen la buena gestión de residuos ofimáticos. Es decir, que dan prestigio y validan el cumplimiento de la normativa vigente siguiendo el proceso de la gestión eficiente de los RAEE.

Están avalados por las marcas fabricantes y cuentan con el reconocimiento de los distribuidores. Además, marcan el compromiso empresarial con el medio ambiente y abogan por el cumplimiento de la ley mediante la gestión eficiente de los RAEE. Un motivo más de peso para que los clientes y consumidores finales se inclinen por uno u otro producto. El reciclaje de dispositivos electrónicos disminuye la extracción de materias primas, cuidando los recursos naturales reduciendo así la contaminación del aire, el agua y el suelo.

Economía circular, iniciativas sostenibles 

Cada vez son más las empresas que fomentan la economía circular. Precisamente, Ecoembes, la organización ambiental que coordina el reciclaje de envases en toda España, premiará próximamente con 5.000€ a las cinco startups enfocadas al ámbito de la economía circular. La finalidad, es reconocer las soluciones más eficaces e innovadoras basadas en nuevas tecnologías o modelos de negocio sostenibles.

De momento un total de 15 startups, procedentes de 7 países diferentes, han logrado llegar a la final de la competición europea “Circular Urban Challenge”:

  • Blue Room Innovation, Liight App,  MatMap y SpectralGeo (España).
  • BeFC, Heyliot y Lixo (Francia).
  • Co2mmon (Alemania) y SPRK (Alemania),.
  • Giunko  y Re Learn (Italia).
  • Impact Recycling y Recycleye (R.Unido).
  • Veridis (Países Bajos).
  • UBQ Materials (Israel).

Una nueva iniciativa, de Ecoembes con el lema  “Reduce. Reutiliza. Recicla.” para fomentar la economía circular, que toma fuerza junto a su spot televisivo.  

Con esta campaña queremos ponerlo en valor y transmitir a todos los ciudadanos que, gracias a su compromiso individual, están contribuyendo a algo mucho más grande: el futuro de nuestro Planeta”, Nieves Rey, Directora de Comunicación Corporativa y Marketing de Ecoembes.

El spot explica cómo los “residuos” se convierten en nuevos recursos y el mundo sigue girando. Por tanto, no son exactamente “residuos” sino recursos en sitios equivocados. Como ejemplo, se hace un símil del recorrido de nuestra vida con el de una botella de bebida, que tras ser consumida y reciclada acaba convirtiéndose en otra cosa, como textil. Además, insiste en la importancia de reducir, reutilizar y reciclar para cuidar de nuestro planeta.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Últimas noticias